Bosque de Oma con niños
sin valorar
0
Gratis
Horarios y fechasTodo el añosiempre disponible
Añadir evento al calendario
Información
Comentarios (0)
Detalles Para todas las edades 2h GratisWeb
Descripción

El Bosque pintado de Oma, también conocido como el Bosque Animado, es un enclave singular en el pequeño barrio de Oma (Kortezubi), en la comarca de Busturialdea - Urdaibai, cerca de las Cuevas de Santimamiñe

Creado en 1984 por el escultor y pintor bilbaíno Agustín Ibarrola, este bosque encantado es un espacio mágico ideal para visitar con niños, que os aportará una nueva visión del arte y la naturaleza.

¿Cómo llegar?

El Bosque de Oma o el Bosque Pintado está situado en el Valle de Oma, en la localidad de Kortezubi, en pleno Urdaibai (Reserva de la Biosfera por la UNESCO). Un lugar, que destaca por su increíble valor natural, y al que le acompañan la cultura e historia del pueblo vasco.

Llegar hasta el Bosque de Oma no es tarea difícil si disponemos de vehículo propio. Para ello, debemos tomar como referencia Gernika-Lumo, el núcleo urbano más importante de Urdaibai. Una vez en las inmediaciones de Gernika (no tenemos que adentrarnos en su interior sino rodearla) debemos tomar dirección a las playas de Laga/Laida y Lekeitio utilizando la carretera BI-2238. En unos 5-10 minutos aproximadamente, llegaremos a Kortezubi, en este punto solo debemos seguir las indicaciones que encontraremos a nuestra derecha para girar dirección a las Cuevas de Santimamiñe y el Bosque de Oma, no tiene pérdida.

Visita al Bosque de Oma con niños

El Bosque pintado de Oma es uno de esos lugares en los que la cultura y la naturaleza se fusionan, gracias a las obras de arte que encontramos en su interior. Tomando los árboles como lienzo y el paisaje kárstico como elemento invitado, las pinturas de Oma han traspasado fronteras hasta el punto de convertirse en uno de los grandes atractivos de Vizcaya.

Un entramado cultural, que nos regala una gran galería de arte al aire libre que cuenta con una extensión de algo más de 4 hectáreas. Un lugar lleno de colores y formas, único en el mundo. Los árboles pintados de Oma, irán apareciendo a vuestro paso con las más de 47 obras de arte que lo conforman. El recorrido de unos 7 kilómetros aproximadamente, no supera las 2-3 horas de duración.

En el Bosque de Oma, el artista dejó huellas en árboles y piedras, con el propósito de unir el trabajo de los ancestrales artistas del Paleolítico con la tendencia moderna del "land art", una corriente artística que trabaja directamente sobre el entorno natural, siendo el propio paisaje el lienzo del pintor. 

De esta forma, Ibarrola se limitó a pintar la superficie de los pinos, consciente de que el soporte que utilizaba no era inerte como el lienzo. La mayoría de las figuras se reparten entre diferentes árboles, situados en distintos planos de profundidad. Así, Ibarrola, al cubrir de colores y de vida cientos de pinos, compuso un inmenso lienzo que cada visitante puede recomponer jugando con las perspectivas mientras camina.

Nos encontramos ante la posibilidad de construir una obra personalizada por medio de las decisiones que tomamos en el interior del bosque, caminar por uno u otro sendero, mirar en diferentes direcciones...etc. Existe, por lo tanto, un bosque diferente para cada uno de los que lo visitan.

Siempre es divertido y educativo jugar con los diferentes puntos de vista hasta hacer encajar los troncos de los árboles como si de un puzzle se tratase, probad y ¡os enganchará!

ActividadesPueblosPublicarDirectorio
Éste sitio web usa cookies. Puede aceptar el uso de todas las cookies o leer más sobre el uso y configurar su uso. Política de privacidad.
Configurar
Aceptar todas