Castillo de Almoguera
sin valorar
0
Gratis
Horarios y fechasTodo el añosiempre disponible
Añadir evento al calendario
Información
Comentarios (0)
Detalles Para todas las edades Gratis
Descripción

El Castillo de Almoguera, de origen árabe y ubicado en la comarca de La Alcarria, en Guadalajara, se alza sobre una elevación del terreno en el propio casco urbano de la localidad del mismo nombre. La importancia de Almoguera en tiempos antiguos era muy notoria por la estratégica situación junto al río Tajo y en el camino hacia los principales enclaves alcarreños.

Historia

A comienzos del siglo XII, el rey Alfonso VII hace “villa” a Almoguera. En 1175, pasa  el poder a la Orden de Calatrava por orden de Alfonso VIII. Pero en 1257, Almoguera y su tierra vuelven a ser libre de señorío, sus milicias concejiles participan en todas las campañas reales, reciben mercedes, privilegios y exenciones de los monarcas castellanos, alcanzando gran prosperidad.

Alfonso X El Sabio concede un Fuero Real y en 1314, se establece un acuerdo de hermandad con Huete, para la defensa común de sus tierras. Poco después, en 1344 Alfonso XI entregó Almoguera a la Orden de Calatrava y, desde entonces, fue una de las más ricas encomiendas de los calatravos, en ella residió siempre el comendador correspondiente. En 1538, el Emperador Carlos I vende el territorio a don Luís Hurtado de Mendoza, marqués de Mondéjar, quedando incluida en el señorío de Mondéjar hasta el siglo XIX.

Este castillo de origen árabe fue parcialmente destruido a mediados del siglo XV, por el caballero Ramírez de Guzmán, apodado "Carne de Cabra", que se autoerigió maestre de Calatrava y se hizo dueño de Zorita de los Canes, Almoguera y otros fuertes enclaves de la Orden. En esta villa, desmanteló su antigua fortificacion, que no fue levantada de nuevo. En 1998 fue rehabilitado quedándose actualmente en un espacio abierto rodeado de almenas en lo alto del roquedal donde se asentaba la antigua fortaleza.

Castillo de Almonguera

Del castillo roquero que existió desde la Edad Media quedan muy pocos restos, ya que fue derribado a mediados del siglo XV por el caballero Ramírez de Guzmán. No hace muchos años, se recuperó el espacio elevado de la fortaleza como parque municipal, poniéndole una muralla baja imitando el almenar de un castillo. La iglesia parroquial, dedicada a Santa Cecilia, es obra del siglo XVI, muy grande y sin especiales detalles artísticos. Su torre muestra fuertes muros de sillarejo, siendo de sillar las esquinas y contrafuertes. La portada es muy sencilla, con sillares almohadillados escoltando el vano y su interior, muestra retablos de cierto interés, como el mayor, en el que aparecen tallas y pinturas de los siglos XVII y XVIII. 

Por el pueblo se destacan algunos edificios de arquitectura popular de la zona, una ermita de estirpe románica y restos de una iglesia del siglo XIII. En lo alto de la villa, sobre el cerro que la otea, se alza reconstruida la ermita de la Magdalena, donde se conserva la pintura del Cristo de las Injurias, patrón del pueblo.

ActividadesPueblosPublicarDirectorio
Éste sitio web usa cookies. Puede aceptar el uso de todas las cookies o leer más sobre el uso y configurar su uso. Política de privacidad.
Configurar
Aceptar todas