Castillo de Oreja en Ontígola
sin valorar
0
Gratis
Horarios y fechasTodo el añosiempre disponible
Añadir evento al calendario
Información
Comentarios (0)
Detalles Para todas las edades Gratis
Descripción

En plena comarca histórica de Mesa de Ocaña, el Castillo de Oreja se encuentra situado en el antiguo pueblo de Oreja en Toledo. Su gran torre fue testigo de importantes batallas entre musulmanes y cristianos.

Actualmente tanto el pueblo como el castillo están abandonados y en situación de semi-ruina. Sin embargo, antigüamente esta localidad fue un punto estratégico fundamentel para impedir el acceso a la ciudad de Toledo y al reino taifa de Cuenca. Tanto es así, que incluso los romanos la llamaron "Aurelia Oreja".

¿Cómo llegar?

Hay muchos caminos que nos llevan hasta el Castillo de Oreja desde distintos puntos o localidades cercanas como Ontígola Noblejas.

Si queréis acceder desde Colmenar de Oreja u Ontígola, necesariamente hay que pasar por el Soto de Oreja, por un camino completamente llano. Solamente al final, ya a los pies del risco es cuando comienza la pendiente pudiendo acceder al castillo por su lado oeste o por el propio municipio de Oreja por el lado este. 

¿Un poco de historia?

Este castillo de origen árabe y desde donde se divisaba el paso del río Tajo a sus pies, fue adquirido en primera estancia por Alfonso VI como dote de su esposa Zaida.

Perdido en 1108 tras la derrota de Uclés, fue restaurado y reformado por Alfonso VII de León tras la conquista del castillo y del poblado de Oreja en 1139. Posteriormente, fue cedido por Alfonso VIII a la Orden de Santiago, que lo utilizaron frente a los almohades.

En el siglo XV pasó a manos de Gutierre de Cárdenas y posteriormente a los Condes de Colmenar y a los Duques de Frías.

Una vez perdida su utilidad belíca y debido a la incomodidad del paraje para ser habitado, casi todos sus vecinos se trasladaron a Ontígola y a Aranjuez, quedando un modesto barrio anejo al castillo, visible desde lejos.

Visita al Castillo de Oreja

Ir a visitar el Castillo de Oreja es visitar una fortaleza en ruinas pero se trata de una visita muy recomendada, no solo por las espectaculares vistas que desde allí arriba se obtienen de la comarca Mesa de Ocaña y del río Tajo , sino también por el incalculable valor a nivel histórico que alberga.

Su gran torre fue espectadora de importantes batallas entre musulmanes y cristianos, ya que la antigua población romana "Aurelia Oreja" era fundamental para impedir el acceso a la ciudad de Toledo, y al reino taifa de Cuenca.

Además de su gran torre rectangular, podréis ver los restos de la muralla, extendiéndose a todo lo largo de la cumbre del cerro en que se asienta. También podréis contemplar lo que son los restos de una iglesia y un aljibe.

Desde las alturas podremos ver tanto el castillo como el pueblo de Orejas, ya que están separados por apenas unos 300 metros. El pueblo nunca llegó a tener ni luz ni agua debido a lo complicidad del terreno.

Fue más o menos en los años 60 cuando este pueblo se abandonó completamente aunque los descendientes de los lugareños siguen manteniendo viva la llama del pueblo y el 15 de agosto de cada año, se celebra aquí su fiesta mayor.

Por último, debemos tener cuidado con los peques, ya que al estar sin protección ninguna y en estado de semi-ruina pueden tropezar con las piedras o apoyarse en algún muro poco estable y caerse.

En definitiva, se trata de una excursión muy interesante y no muy lejos de Madrid capital (60 kilómetros) que os llevará a conocer uno de los tantos castillos históricos con los que cuenta Castilla-La Mancha.

Foto: Wikiloc.

ActividadesPueblosPublicarDirectorio
Éste sitio web usa cookies. Puede aceptar el uso de todas las cookies o leer más sobre el uso y configurar su uso. Política de privacidad.
Configurar
Aceptar todas