Castro Urdiales en familia: ¿Qué ver en la villa cántabra?
sin valorar
0
Gratis
Horarios y fechasTodo el añosiempre disponible
Añadir evento al calendario
Información
Comentarios (0)
Detalles Para todas las edades Gratis
Descripción

Conocida también como Flavióbriga por localizarse aquí un asentamiento romano, Castro Urdiales formó parte de la poderosa hermandad de las Cuatro Villas de la Costa del Mar. Castro Urdiales está situada en la zona de Costa Oriental de Cantabria, en la comarca con el mismo nombre, rodeada de espectaculares paisajes repletos de abruptos acantilados y bellas playas.

Los alrededores del puerto, la iglesia gótica de santa María y el faro sobre el castillo constituyen los atractivos más significativos de esta villa marinera, habitual zona de encuentro de visitantes y lugareños. Dentro de su patrimonio civil también destaca el edificio que alberga el ayuntamiento, así como un conjunto de edificios modernistas de finales del siglo XIX y principios del XX que constituyen el núcleo urbano declarado Conjunto Histórico Artístico en 1978.

¿Qué ver en Castro Urdiales?

  • Puerto pesquero de Castro Urdiales: se trata de un puerto pesquero, comercial y ballenero que representa el corazón de esta villa marinera abierta al mar. En la Edad Media era uno de los puertos balleneros más importantes del Cantábrico.
  • Letronas de Castro Urdiales: justo al lado del puerto nos encontramos con otra parada imprescindible para poder haceros una foto familiar preciosa.
  • Parque Amestoy: es uno de los mejores lugares que ver en Castro Urdiales con peques. Tiene una zona de juegos y las casas que se encuentran justo en la Calle de los Jardines son el claro ejemplo del patrimonio arquitectónico de Castro Urdiales, como por ejemplo la Casa para Isidra del Cerro, donde se encuentra el Centro Cultural Eladio Laredo, un edificio ecléctico con una vistosa fachada de influencias francesas y modernistas.
  • Plaza del Ayuntamiento de Castro Urdiales: este edificio es uno de los más importantes que ver en Castro Urdiales. Su fachada destaca por su estilo neogótico y cuenta con un mirador central de elementos góticos.
  • Puente Medieval o romano: el puente es de un solo arco ojival y une el Castillo-Faro de Santa Ana con el puerto. Además de la belleza del propio puente, justo debajo se introduce el agua del mar y se forma un espectáculo inigualable viendo como rompen las olas.
  • Ermita de Santa Ana: es una ermita situada en un islote que forma parte del Conjunto Monumental de Castro Urdiales.
  • Castillo - Faro de Santa Ana: se trata del actual faro de Castro Urdiales, que está situado en un lugar privilegiado. Concretamente entre unos acantilados espectaculares y sobre un antiguo castillo. Es uno de los pocos castillos medievales que se han conservado en Cantabria. Este conjunto histórico fue construido en los siglos XIII y XIV y, junto con la Iglesia de Santa María de la Asunción, formaba parte del sistema defensivo medieval de la villa. Aunque el castillo es medieval, la construcción del faro en su interior es posterior. De hecho, su luz se encendió por primera vez en 1853. En el interior del Castillo-Faro normalmente suele haber diferentes exposiciones o eventos culturales gratuitos, por lo que se puede entrar fácilmente al castillo.
  • Iglesia de Santa María de la Asunción: es el símbolo de la villa por ser uno de las iglesias góticas más importantes de Cantabria. Se construyó entre los siglos XIII y XIV bajo influencias del gótico francés, incluso con ciertas similitudes a la Catedral de Burgos, que se construyó también por esa misma época. El interior de la iglesia tiene mucho que contar. Cuenta con varias figuras policromadas y varias esculturas. Destaca el órgano gigante que tiene, que curiosamente fue construido en Holanda. Tanto el órgano como la propia iglesia en sí, han sido declarados Bien de Interés Cultural.
  • Atalaya de Castro Urdiales: esta parte alta del pueblo está construida sobre un cerro. Las vistas desde aquí son brutales, una perspectiva diferente de esta zona situada entre acantilados.
  • El Pedregal: continuando el paseo entre acantilados llegamos hasta el Pedragal, una pequeña cala de pedruscos que es una especie de piscina natural. En marea alta el agua llega a ella a través de un túnel que hay bajo el acantilado. A esta semi playa se puede acceder con perros (salvo en verano). Entre los acantilados se encuentran algunas estatuas de los Raqueros.

Otros puntos de interés

El recorrido por el municipio lo podemos comenzar por el Parque de Cotolino, situado en la zona más oriental de Castro de Urdiales. Es una zona natural, un espectacular saliente de la costa hacia el mar. Continuamos por el Paseo Marítimo, que recorre gran parte de la villa y que acaba en el rompeolas. Nada más empezar podremos ver una bonita playa, Brazomar, y muy próximo a este lugar encontramos el Chalet de Sutileza, construcción que presenta las características principales de la Escuela Montañesa, y el Palacio-Castillo de Ocharán, de inspiración neomudéjar y neogótica.

Continuaremos y podremos ver el muelle de Don Luis, emplazamiento donde se ha construido el solarium que, junto con la playa, forma una pequeña bahía cuyas aguas tranquilas son el lugar perfecto para disfrutar sin peligro de un buen baño con los peques. Seguiremos nuestro recorrido disfrutando del mar Cantábrico y de las construcciones residenciales que fueron surgiendo a partir del siglo XIX, y llegaremos al Muelle de Eguilior, en el que encontramos otra zona verde, es el Parque de Amestoy, donde se celebra anualmente, el primer viernes de julio, el Coso Blanco. Una fiesta veraniega, declarada de interés turístico regional.

Después del parque, llegaremos a la zona más popular de Castro su Puebla Vieja, donde podréis perderos por sus callejuelas para disfrutar de su típico ambiente de pueblo marinero y de sus construcciones populares. Seguiremos por el paseo hasta la plaza del Ayuntamiento, rodeada de soportales en los que abundan las tascas, mesones y restaurantes. Aquí encontramos su muelle, donde están atracadas sus típicas embarcaciones y en ocasiones su trainera, La Marinera, una de las más famosas del Cantábrico.

Continuaremos por el paseo y vemos en lo alto la Iglesia de Santa María, majestuosa vigía del mar. De camino vemos la Casa de los Chelines, más adelante y frente esta la Ermita de Santa Ana, que está unida al Castillo-Faro a través del puente medieval, nada más dejar estos elementos arquitectónicos comienza el rompeolas.

ActividadesPueblosPublicarDirectorio
Éste sitio web usa cookies. Puede aceptar el uso de todas las cookies o leer más sobre el uso y configurar su uso. Política de privacidad.
Configurar
Aceptar todas