Excursión al Dolmen de Guadalperal en tiempos de Sequía
sin valorar
0
Gratis
Horarios y fechasSólo disponible en tiempos de sequía
Añadir evento al calendario
Información
Comentarios (0)
Detalles Para todas las edades Gratis
Descripción

Muy próximo a la finca de Guadalperal, entre los municipios cacereños de Peraleda de la Mata y El Gordo, al este de Extremadura y en la comarca del Campo Arañuelo, encontramos el monumento megalítico del Dolmen de Guadalperal.

En una pendiente que desciende hacia el río Tajo, encontramos este dolmen, que algunos tildan ya como el "Stonehenge español" y que sólo se puede observar cuando el agua del río baja su caudal.

Origen del Dolmen de Guadalperal

Nos tenemos que remontar al año 1925, cuando el alemán Hugo Obermaier, aficionado a la arqueología y capellán de la Casa de Alba, se encontraba de vacaciones en la finca del Guadalperal. Durante este período, descubrió este grupo de piedras medio visibles que llamaron su atención.

Él mismo, durante muchos años, excavó el lugar hasta que finalmente consiguió desenterrar el monumento. Se trataba de un conjunto megalítico o dolmen, con más de 4.000 años de antigüedad. 

Las piedras se quedaron en ese lugar para siempre, pero algunos de los objetos que también se encontraron durante las excavaciones, fueron trasladados a Berlín.

Durante casi 40 años, el dolmen de Guadalperal estuvo expuesto al aire libre, hasta que se construyó el embalse de Valdecañas en 1963 y las aguas del río Tajo lo cubrían por completo.

En la actualidad, si visitamos este lugar, podremos contemplar un conjunto de unas 100 piedras de granito, algunas de ellas hasta de 1,8 metros de altura y distribuídas en un círculo de 26 metros de diámetro.A día de hoy, aún se puede apreciar la forma ovalada de la cámara principal y los restos del corredor que unía el monumento con la ribera del Tajo.

Este tesoro que alberga Guadalperal, fue objeto de estudio de muchos arqueólogos. Éstos mismos afirman que este lugar pudo ser en sus orígenes, un centro económico y religioso de la región, al encontrarse en el cruce del Tajo.

El Dolmen de Guadalperal, un monumento milenario

La peculiaridad del tesoro arqueológico y antropológico de Guadalperal, es que se ubica por debajo de las aguas del embalse de Valdecañas y solamente se puede disfrutar de él cuando el caudal del río Tajo baja.

Por ello, la última vez que se produjo este fenómeno fue en otoño de 2019. Debido a la profunda sequía que sufrió nuestro país en ese año y las constantes olas de calor, dieron paso a la emersión del dolmen desde las profundidades del río para mostrarse de nuevo a los visitantes y turistas, que pudieron disfrutar de este conjunto. Este hecho no ocurría desde el año 1963.

El Dolmen de Guadalperal en la actualidad

Desde el Ministerio de Cultura y la Junta de Extremadura, han descartado la opción de trasladarlo de sitio, ya que esto podría dañar la estructura.

Algunos expertos afirman que se trata de unos de los mejores ejemplos megalíticos más tempranos y más importantes de nuestro país.

Además hace pocos meses, se inició el proceso para la declaración del conjunto megalítico como Bien de Interés Cultural, para así garantizar su protección y su conservación.

ActividadesPueblosPublicarDirectorio
Éste sitio web usa cookies. Puede aceptar el uso de todas las cookies o leer más sobre el uso y configurar su uso. Política de privacidad.
Configurar
Aceptar todas