La Cuevona de Cuevas en Ribadesella
Horarios y fechasAcceso libre todo el año
Añadir evento al calendario
Información
Comentarios (0)
Detalles Para todas las edades GratisWeb
Descripción

El municipio de Cuevas del Agua

Una visita al pueblo asturiano de Cuevas del Agua nos dejará sin palabras desde el primer momento. Este peculiar pueblo nos sorprenderá nada más llegar, su entrada principal es la más original que se haya visto en el mundo entero. Y es que la entrada de acceso a esta localidad es nada más y nada menos que una cueva conocida como Cuevona.

Este pueblo asturiano está ubicado a las orillas del río Sella y al pie de la montaña, un precioso lugar donde, además, podemos disfrutar de deportes de aventura en familia, que nos permiten disfrutar de la belleza geográfica de la zona con una dosis de diversión.

¿Qué podemos hacer en Cuevas del Agua?

A parte de deportes acuáticos es un lugar muy apropiado para hacer senderismo con niños, una de las rutas más conocidas es la de los molinos. Un recorrido de baja dificultad que nos permite acercarnos a los molinos. El recorrido empieza en el pueblo y se sigue la ruta señalizada hacia el caserío Tresmontes.

Ciertamente el pueblo es pequeño pero con un encanto peculiar por lo que podemos pasar una bonita tarde viendo el pueblo o si lo preferimos a tan solo 5 km se encuentra el centro de Ribadesella. Ésta se caracteriza por encontrarse en la desembocadura del río formando una preciosa playa llamada Santa Marina. Tampoco nos podemos perder La Cueva de Tito Bustillo, el Centro de Arte Rupestre Tito Bustillo y una ruta por el casco antiguo de la ciudad que dota a la localidad de una gran belleza arquitectónica.

¿Cómo llegar?

Primero deberemos llegar a Ribadesella para dirigirnos después a Cuevas del Agua. Para ello, tendremos que tomar la autovía A-8 del Cantábrico que une Gijón y Torrelavega. Después deberemos desviarnos y coger la antigua nacional N-632 hacia Ribadesella. Es entonces cuando nos dirigiremos a las Cuevas de Tito Bustillo por la carretera que conduce a ellas. Dejándolas atrás pasaremos por los pueblos de La Huertona y Sardalla y siguiendo un camino ascendente veremos la señal que nos indica nuestro destino.

Antes de llegar a la Cuevona hay un pequeño aparcamiento gratuito donde podemos dejar el coche para recorrer la cavidad natural a pie si lo preferimos.

La Cuevona

Cuevona es una cavidad natural de 300 metros de longitud que nos sirve de puerta de entrada al pueblo de Cuevas del Agua y una de sus peculiaridades es que se puede atravesar en coche, pues se encuentra asfaltada. También podemos atravesarla a pie, aunque puede resultar un poco más peligroso si vamos con niños pequeños, ya que tendremos que caminar por la acera junto a los coches que pasan por allí. Si elegimos esta última opción lo mejor será llevar chalecos reflectantes que ayuden a los vehículos a localizarnos y advertirles de nuestra presencia.

En nuestro paso por esta singular cueva de grandes bóvedas podemos apreciar formaciones calcáreas, estalactitas y estalagmitas. Algunas de ellas tienen hasta nombre propio por la curiosa forma que las destaca: La lengua del diablo, Las barbas de Santiago o Las estalactitas de bandera.

Inicio de la ruta

Empieza la aventura, atravesar La Cuevona, con estalactitas, estalagmitas coladas y banderas. Además tienen nombres, como la lengua del diablo o las barbas de Santiago.

Ruta de los molinos de Agua

Al salir de La Cuevona podemos ver un pequeño parque infantil y junto a él dos carteles informativos con las rutas que podemos realizar. 

Después continuaremos recto por el pueblo, pasaremos unos cuantos horréos, la estación de tren, una ermita y giramos a la izquierda.  Cruzamos la vías del tren y continuaremos andado acompaños a nuestra derecha por las vías y a nuestra izquierda por el río Sella.

Este trayecto es muy liviano y para los peques divertido, sobre todo si durante camino pasa el tren. En la parte izquierda nos encontramos un sendero improvisado que nos conduce hasta un puente colgante bajo el cual discurre el río Sella. 

Un poco más adelante nos encontramos con la "Finca Piedramala", una asociación sin ánimo de lucro. En ella podréis aprender más sobre el gochu asturcelta, una raza autóctona de cerdos asturianos. Seguidamente la pista se aleja de las vías del tren y continua pegada al río Sella

Una vez dejamos atrás el río, pasamos debajo de un túnel de la línea del FEVE y llegamos al Caserío de SantiagoNo se tardará mucho en introducirnos en un bosque frondoso repleto de abedules, castaños y acebos. Y no podía faltar el musgo, cubriendo las rocas y los troncos de los árboles. Un lugar casi mágico, dónde parece que de un momento a otro saldrá una xana o un trasgu

Transcurridos unos 2 Km, encontramos el primer cartel que nos indica que hay un molino. Esta será la dinámica durante el resto de recorrido, veremos una señal, dejaremos el camino principal y descenderemos hasta el arroyo de Ginestral del Castiello para buscar el molino. En total hay seis: 
  • Primer molino. Tras descender un poco veremos el molino. Está en malas condiciones, de hecho hay un cartel que indica que no nos podemos acercar por peligro de derrumbamiento. No obstante, el lugar rebosa belleza por los cuatro costados. 
  • Segundo molino. El acceso a este es un poco un poco complicado, con un sendero sin acondicionar y lleno de barro.  No es recomendable acceder a él con niños, ya que es bastante peligroso.
  • Tercer molino. Está restaurado y es muy cómodo pasear por su alrededor. 
    • Cuarto molino. Está situado al otro lado del arroyo, por lo que hay que observarlo desde cierta distancia. 
      • Quinto molino. Se llama “Molino de Francisco” y es al más visual con el puente de madera a su lado. 
        • Sexto molino. Este molino también se encuentra cubierto de maleza, y por ello es mejor no adentrarse demasiado.
          Una vez vistos los molinos podemos llegar hasta Tresmonte, descansar un poco, reponer fuerzas y volver por el mismo camino. 

          Leyenda

          Por la zona se cree de la existencia del Trasgu, un duendecillo bromista al que le gusta poner la casa patas arriba. Su gorro rojo y un agujero en la mano le delatan. Para evitar a este diablillo existe un remedio casero que es ponerle granos de linaza para que se le caigan por el hoyo, se enfade y se marche de la casa.

          ¿Te gustaría descubrir más seres mitológicos?

          La mitología asturiana es muy extensa y variada. Por ello, son muchos los caminos, senderos o rutas que tienen nombres relacionados con duendesbrujashadas o serpientes aladas.

          Te invitamos a que descubras El Camín Encantau en la localidad de La Venta los Probes. En esta ruta recorrerás el Valle de Ardisana, en el concejo de Llanes, siguiendo los pasos de unos curiosos seres mitológicos que te transportarán en el tiempo y te exhortarán a respetar la naturaleza.

          "Fotos de ribadesella.es"

          ActividadesPueblosPublicarDirectorio
          Éste sitio web usa cookies. Puede aceptar el uso de todas las cookies o leer más sobre el uso y configurar su uso. Política de privacidad.
          Configurar
          Aceptar todas