Monte Igueldo
sin valorar
0
Horarios y fechasConsultar horarios en la web
Añadir evento al calendario
Información
Comentarios (0)
Detalles Para todas las edades hasta 5.00€Web
Descripción

El Monte Igueldo se ubica en el extremo de la Bahía de La Concha, marcando el límite entre el mar y la ciudad. Un lugar quejunta pasado y presente, donde recordaréis vuestra infancia gracias a un parque de atracciones pintoresco como los que ya no quedan. Donde viajaréis al pasado en un funicular de 1912, y desde donde podréis disfrutar de las vistas más emblemáticas de la ciudad.

Desde la cima podréis divisar toda la ciudad, pero también parte de la costa guipuzcoana y el inmenso mar Cantábrico. Podréis disfrutar de la tranquilidad de la Bahía y de la agresividad de las olas chocando contra los acantilados. Un lugar que esconde un secreto, un Parque de Atracciones, que no ha perdido su esencia de la "Belle Epoque".

En el parque vivirás una experiencia mágica mientras disfrutas de las vistas de la Bahía de La Concha y de toda la ciudad de Donostia/San Sebastián que te regala el Monte Igueldo.

El funicular

Se trata de funicular cremallera con vagones de madera que os recogerá en las faldas del monte y os subirá hasta el parque de atracciones. Un funicular que todavía conserva la esencia de cuando se inauguró, el 25 de agosto de 1912, y que lo convierten en el más antiguo del País Vasco. Subir al Monte Igueldo es una experiencia que os transportará al pasado. El trayecto empieza desde la estación, situado muy cerca del Peine del Viento. A medida que vais ascendiendo con la ciudad a vuestros pies, podréis disfrutar de la naturaleza y de las vistas que os regala este viaje.

Podréis revivir el viaje que antaño realizaban los donostiarras que subían al casino o al salón de bailes ubicado en la cima. Un viaje pintoresco con halos de romanticismo que no es más que un augurio de lo que os encontraréis al final del trayecto. El funicular os lleva directamente al parque de atracciones Monte Igueldo, donde el encanto de sus antiguas atracciones os fascinará, como la Montaña Suiza y las Camas Elásticas.

Parque de Atracciones Monte Igueldo

Al llegar al Monte Igueldo os sumergiréis en un mundo de fantasía. Un parque de atracciones en el que podéis encontrar alfombras mágicas, montañas suizas que bailan sobre el mar, casas encantadas, laberintos infinitos y sirenas a las que podréis saludar mientras navegáis por el río misterioso. También podréis derrochar adrenalina en la Montaña Suiza, no parar de reíros en el Paseo de la Risa, perderos en el Laberinto Mágico o disfrutar de las casetas de juego, son solo algunas de las atracciones que os transportarán al pasado.

No esperéis atracciones espectaculares a cientos de kilómetros por hora, es un parque para disfrutar con tranquilidad y saborear cada minuto, y perfecto para ir con peques. Un lugar con 20 atracciones, que guardan la esencia y la belleza de los parques de atracciones de primeros del siglo XX y que deleitarán a peques y mayores.

En el centro del parque, se alza imponente el Torreón. Construido en el siglo XVIII, lo que lo convierte en un lugar aún más pintoresco, en un escenario que parece sacado de cualquier película fantástica. Pero entre todas las atracciones, hay una que es única. El mirador que se alza sobre la bahía donostiarra y desde el que podrás contemplar una de las panorámicas más emblemáticas de la ciudad.

Completa la visita

En la ladera del Monte Igueldo que mira hacia alta mar, se esconde el faro. Rodeado de naturaleza, en un paisaje paradisiaco con el mar imponente al frente. Desde su terraza se puede divisar parte de la costa guipuzcoana y disfrutar de atardeceres de películaPara evitar que los barcos no rompan contra las rocosas laderas del monte, tal y como lo hacen las olas del mar, este faro fue construido en 1855 por el ingeniero de caminos Manuel Peironcely. Desde entonces, ilumina cada noche el horizonte, avisando a navegantes de la presencia de los infranqueables acantilados de la costa donostiarra.

Este faro sustituyó al torreón ubicado en la cima del Monte Igueldo y que avisó a miles de navegantes desde 1748 a través de una luz fija. Las Guerras Carlistas apagaron su luz de forma definitiva, cediendo el relevo al de hoy en día. El faro de Donostia/San Sebastián es el lugar perfecto para disfrutar de la belleza del mar y de los acantilados de Igueldo.

ActividadesPueblosPublicarDirectorio
Éste sitio web usa cookies. Puede aceptar el uso de todas las cookies o leer más sobre el uso y configurar su uso. Política de privacidad.
Configurar
Aceptar todas