Muntanyeta dels Sants
Horarios y fechasTodo el añosiempre disponible
Añadir evento al calendario
Información
Comentarios (0)
Detalles Para todas las edades GratisWebParque Natural de la Albufera , 46012, Valencia
Descripción

La Muntanyeta dels Sants es un lugar elevado en medio de la llanura del Parque Natural de la Albufera, que se encuentra en el término municipal de Sueca y desde donde podremos observar el gran paisaje que forman los arrozales.

La Muntanyeta dels Sants

Desde este promontorio de origen calcáreo situado a 27 metros sobre el nivel del mar, es fácil imaginar lo que fue la Albufera en su etapa primigenia, cuando rebasaba los límites del actual parque natural de 21.120 hectáreas. 

Este enclave montañoso se encuentra totalmente rodeado de arrozales, un emplazamiento que fue explotado como cantera durante los años de posguerra para proveer de piedra a caminos y muros de contención del río Júcar. 

A día de hoy es una microrreserva de flora, la cual es una figura de protección autonómica que tiene por finalidad proteger la vegetación del paraje. 

La Ermita

Coronando la Muntanyeta dels Santa, se encuentra la Ermita de los Santos Abdón y Senén; "els Benissants de la pedra", patronos secundarios de la ciudad de Sueca y protectores del cultivo frente al granizo, dando lugar al nombre de "Muntanyeta dels Sants".

Su historia se remonta tiempo atrás a su edificación, durante la dominación musulmana, cuando por entonces hubo un palacio o finca de recreo, de la que nada ha quedado salvo el recuerdo en la tradición oral.

El origen de esta ermita situada en un enclave único, data del siglo XIV y actualmente está protegida como Bien de Relevancia Local (BRL).

Entorno de la Muntanyeta dels Sants

Los cambios en el paisaje de los arrozales son graduales y muy interesantes a lo largo del año. Este paisaje tiene cuatro momentos maravillosos durante el año, y que se viene a corresponder con las cuatro estaciones

El final del invierno coincide con la etapa más árida del humedal, todo seco, color marrón y los tractores removiendo tierra y preparando los arrozales para que en la primavera y con la nueva entrada del agua, la vida resurja en todo el arrozal dando una estampa de un espejo quebrado con miles de parcelas inundadas y separadas por sus márgenes, dándose agua unas a otras y precediendo la siembra que llevara los campos al color verde pradera, siendo un manto sin fin de este color.

A medida que pasa la primavera y nos adentramos en el verano el arrozal crece y cuando el grano empieza a madurar vamos dejando paso a los amarillos y ocres que inundan todo el marjal y que ya anuncian tanto el final del verano como el otoño, que comienza con la cosecha del grano, que es oro para los agricultores y que recoge todo el esfuerzo realizado. 

Una vez pasada esta etapa, se abandonan los rastrojos en el campo y viene la verdadera inundación de los arrozales y la recuperación de la antigua albufera, dando paso y lugar al cobijo de miles de aves acuáticas que vienen de zonas más frías a pasar el invierno en esta zona húmeda. 

En definitiva, un lugar único donde poder disfrutar de un atardecer inmejorable entre arrozales.

ActividadesPueblosPublicarDirectorio
Éste sitio web usa cookies. Puede aceptar el uso de todas las cookies o leer más sobre el uso y configurar su uso. Política de privacidad.
Configurar
Aceptar todas