Paseo por la hoz del Júcar en Cuenca
sin valorar
0
Gratis
Horarios y fechasTodo el añosiempre disponible
Añadir evento al calendario
Información
Comentarios (0)
Detalles Para todas las edades Gratis
Descripción

La hoz del Júcar en la Serranía Media de Cuenca, es un fenómeno natural que abriga el casco histórico de la ciudad y le da este aspecto tan original. Este proceso viene dado por la erosión del agua en la roca caliza sobre la que se levanta la ciudad.

Desde su nacimiento en la Sierra de Albarracín, el río Júcar ha excavado profundos cañones y gargantas a su paso por la sierra, dejándonos así este maravilloso paisaje en el que la acción del hombre y la naturaleza, se dan la mano.

Los primeros pobladores de la zona, aprovecharon las hoces como elemento defensivo y con el paso de los años, los usos y los aprovechamientos han ido cambiando. El río Júcar y su hoz, además de conformar un paisaje espectacular como se ha mencionado anteriormente, proporciona un marco incomparable para practicar deporte. Cientos de conquenses y visitantes llegados de otros puntos, aprovechan este entorno para practicar actividades deportivas como ciclismo, atletismo, escalada, piragüismo y senderismo.

La experiencia de caminar por la Serranía conquense en lugares como el nacimiento del río Cuervo o del Júcar es algo fascinante. Pocas ciudades te ofrecen la posibilidad de iniciar un paseo en su casco histórico, repleto de miradores y con un acompañante de cine: el curso del río Júcar. ¿Estás preparado para disfrutar de un sendero emocionante y lleno de sorpresas por la hoz del Júcar? ¡Pues sigue leyendo!

Información práctica

Se trata de una sencilla ruta circular de 7 kilómetros de distancia y una duración aproximada de 2h y 15 minutos. Este paseo por la hoz del río Júcar, os permitirá descubrir la ciudad de Cuenca desde otra perspectiva diferente. 

Lo bueno de este paseo es que transcurre muy cerca de la ciudad y de su casco histórico por lo que se trata casi de una ruta urbana a la vez que fluvial. Por ello, podréis adaptar vuestras capacidades y necesidades, ajustándolas a vuestros gustos. Además, como se trata de un sendero en perfecto estado y bien señalizado (SL-CU 11), es una excursión ideal para hacer en familia. Eso sí, al tratarse en su mayoría de suelo empedrado sin asfaltar y que pasaréis por varias zonas con pequeñas cuestas, no se recomienda el uso de carrito de bebé, por lo que si vamos con niños pequeños, es mejor la mochila portabebés.

Al tratarse de un sendero en buen estado, se puede llevar un calzado ligero de montaña o incluso unas deportivas cómodas. Eso sí, es imprescindible llevar agua y protector solar si realizáis la ruta en los meses estivales.

Paseo por la hoz del río Júcar en familia

Para empezar, podemos estacionar nuestro vehículo en un parking justo al lado del restaurante "Recreo Peral" en pleno paseo del Júcar o bien llegar hasta aquí a pie desde el centro urbano por el Santuario de Nuestra Señora de las Angustias.

A la altura de este bar, veréis un pequeño puente que tendréis que atravesar para llegar al otro lado de la carretera que se dirige a Villalba de la Sierra. Una vez aquí, empezamos la subida por el barranco de roca caliza. A los pocos metros recorridos, veréis la mejor panorámica del barrio de San Martín y sus viviendas.

El paseo por la hoz del río Júcar sigue el recorrido de un vía crucis que termina en la ermita de San Julián "El Tranquilo". Se trata de un pequeño templo dedicado al patrón de Cuenca y que desprende espiritualidad por los cuatro costados. Posteriormente y una vez situados en la parte más alta del barranco, es necesario hacer una parada en el conocido como "Mirador de Cuenca", desde donde obtendréis unas espectaculares vistas del casco histórico de Cuenca. Un aspecto que os llamará la atención es el propio río Júcar y su característico color verde. Esa tonalidad del agua se consigue mediante los minerales que aportan las rocas y que abrigan el cauce.

Durante el trayecto, son varios los miradores que os permitirán contemplar de una manera diferente la ciudad conquense desde el barranco por el que transita la ruta de la hoz del río Júcar.

Por último, durante la parte final del itinerario, veréis como el barranco está acondicionado de enganches colocados a diferentes alturas para la práctica de escalada. Finalmente y pegados al barranco en todo momento, os encontraréis de nuevo en el casco histórico de Cuenca, tras pasar por el Santuario de Nuestra Señora de Las Angustias y bajaréis de nuevo al restaurante "Recreo Peral", para cerrar el paseo en el mismo lugar que lo empezásteis.

Y esto no es todo, si os habéis quedado con ganas de más, no dudéis en realizar la ruta por la desembocadura del río Júcar y la ruta por el paisaje cultural del río Júcar.

ActividadesPueblosPublicarDirectorio
Éste sitio web usa cookies. Puede aceptar el uso de todas las cookies o leer más sobre el uso y configurar su uso. Política de privacidad.
Configurar
Aceptar todas