Ruta al Faro de la Plata
sin valorar
0
Gratis
Horarios y fechasTodo el añosiempre disponible
Añadir evento al calendario
Información
Comentarios (0)
Detalles Para todas las edades 2 horas Gratis
Descripción

La ruta que separa el Monte Ulía del pueblo de Pasaia nos regala un bonito recorrido, perfecto para hacer con los peques, junto a la costa gipuzkoana. Un paseo, en el que las vistas son las grandes protagonistas y donde la recompensa llega en forma del Faro de la Plata y el pintoresco pueblo de Pasaia, en la comarca de San Sebastián.

Cómo llegar al Faro de la Plata

Empezaremos nuestro recorrido cerca del extremo de la playa de La Zurriola, opuesto al Kursaal. Allí, tomaremos la calle Zemoriya y comenzaremos la ascensión a Ulía. Unas marcas blancas y rojas nos guiarán a lo largo del recorrido de senderismo. Después de unos diez minutos de pendiente, alcanzaremos una zona con buenas vistas con un paisaje increíble sobre la ciudad, perfecto para haceros una bonita foto en familia. Una curva cerrada a mano izquierda nos conducirá a un pinar por el que se puede bajar al promontorio de la punta de Mompás. Allí, además de las ruinas de un fuerte, nos aguarda una bonita zona de rocosos acantilados habitados por gaviotas. 

Siguiendo el camino por una zona sombría encontraremos, entre hortensias, la fuente de Kutraila, a cuyas aguas se atribuían propiedades curativas. Por la izquierda, una calzada desciende hacia el mar bajo unas grandes rocas. Cuando el sendero desemboca en una pista de cemento, hay que descender unos metros y tomar el sendero que arranca de una curva. Caminaremos por un frondoso bosquecillo y, al final de esta pista, veremos abajo la cala Murguita, pasaremos junto a dos antiguos acueductos y, entre ellos, a la fuente "del inglés".

Desde lejos veremos una construcción blanca y almenada, habitualmente rodeada de gaviotas, que recuerda a un castillo de cuento, donde podréis sentiros como reyes. Es el Faro de la Plata, situado ya sobre la bocana de entrada a la bahía de Pasaia. El faro debe su nombre a la punta de la Plata sobre la que se ubica. Al parecer, las piedras areniscas que forman este acantilado, al mojarse por el oleaje adquieren, vistas desde el mar, un tono plateado, lo que hizo que los marinos bautizasen así el lugar. Por una pista paralela a la entrada a Pasaia, comenzaremos el descenso hasta el distrito de Pasaia San Pedro. 

Por desgracia, no es posible acercarse hasta las inmediaciones del Faro de la Plata, el cartel que encontramos junto a la carretera así lo manifiesta.

ActividadesPueblosPublicarDirectorio
Éste sitio web usa cookies. Puede aceptar el uso de todas las cookies o leer más sobre el uso y configurar su uso. Política de privacidad.
Configurar
Aceptar todas