Termas Romanas de Campo Valdés
sin valorar
0
Gratis
Horarios y fechasDe martes a domingode 9:30 a 14:00h y de 17:00 a 19:30h
Añadir evento al calendario
Información
Comentarios (0)
Detalles Para todas las edades GratisWeb
Descripción

Situadas en el concejo de Gijón, limitando con la playa de San Lorenzo se encuentran las Termas Romanas de Campo Valdés, descubiertas durante unas obras de alcantarillado en el año 1903, aunque hasta 1965 sin abrir al público. 

Este lugar, declarado como Bién de Interés Cultural en 1987, está considerado como uno de los yacimientos romanos más importantes del norte de España. 

Las termas romanas, construidas en torno al siglo I, eran baños públicos, además de un punto de encuentro donde se reunían los habitantes de la ciudad, incluido los esclavos que podían hacer uso de ellas por un módico precio. Su uso permaneció hasta fines del siglo IV o principios del siglo V d.C, cuando se pierde su función original para convirtirse en lugar de culto y necrópolis.

El Museo de las Termasn Romanas de Campo Valdés

Actualmente, alberga el Museo de las Termas Romanas de Campo Valdés, que forma parte de los museos arqueológicos de Gijón, junto con el Parque Arqueológico-Natural de la Campa Torres y la Villa Romana de Veranes

Este museo surge con el fin de conservar, investigar y difundir los restos recuperados en las excavaciones del yacimiento arqueológico de Cimadevilla, barrio de la localidad de Gijón, donde se localiza actualmente.

Una visita a las termas romanas de Gijón y su museo, permitirá conocer en familia cómo eran los baños romanos, su influencia en la vida cotidiana y social de los romanos, y como se las ingeniaban para mantener las salas a tales temperaturas. 

Además, durante el recorrido se pueden encontrar algunos restos conservados de pinturas murales, fragmentos de una muralla tardorromana, un sarcófago de origen medieval y varios objetos de cerámica, que completará la experiencia con los niños.

Recorrido

La visita a este museo subterráneo es inmersiva desde el principio,  ya que busca introducir al visitante en un ambiente termal totalmente romano, donde se reproduce la iluminación sutil y cuidada que presentaban las estancias. 

El recorrido comienza en la sala de audiovisuales, con una proyección que nos muestra una historia detallada de las termas en la época romana. A la izquierda de esta estancia, pueden observarse los restos de la muralla  conservada en el mismo lugar donde se construyó. 

A continuación y volviendo a la parte central, encontramos una serie de paneles informativos y una gran maqueta que reconstruye volumétricamente el edificio. En el espacio frontal, se presenta la restitución de una pared de las estancias pintadas de las termas con una explicación sobre las pinturas, su estilo y cronología.

Al llegar al yacimiento arqueológico, caminaremos a través de una pasarela, que reproduce la antigua circulación interior de las termas y permite observar las estancias originales de los baños. Una vez finalizada esta primera parte, se inicia el recorrido por las termas para encontrarnos con columnillas de ladrillos redondas de la sala de sudoración (sudatio). Después de subir la escalera, se accede al pasillo central, donde se puede ver las estancias del primer edificio termal, el apodyterium, agrupadas según la temperatura, así pues encontramos una sala fría con piscina (frigidarium),  una sala templada (el primer tepidarium) y una sala caliente (caldarium).

Desde esta última sala, girando a la izquierda nos encontraremos con una serie de habitaciones con zócalos con algunos restos de pinturas. A la derecha, se explica el procedimiento de recuperación y restauración de los restos pictóricos de este área del yacimiento. Tras finalizar este pasillo, se puede observar una habitación rectangular con un ingenioso sistema de calefacción para el suelo (hipocausto) hecho de columnillas muy completo y con restos, que se corresponden a los tubos de barro utilizados para calentar la pared. Al fondo, se conserva un sarcófago de piedra y una tumba de lajas, elementos representativos de la necrópolis que se ubicó en este espacio en época medieval.

Colección 

El museo acoge las estructuras termales, recuperadas entre los años 1990 y 1994, así como los objetos arqueológicos procedentes de las sucesivas excavaciones en el yacimiento. Dentro de esta colección encontraremos, como ya hemos dicho, materiales de construcción propios de las termas (ladrillos, tejas, fragmentos de columnas y restos de molduras), material relacionado con la fauna, que ha podido reconstruir el modo de alimentación y materiales relacionados con la vida cotidiana (fragmentos de una muñeca, fragmentos de vidrio, recipientes de cocina y vajilla de mesa). 

Por último, se conservan los restos de pinturas de las termas que afortunadamente, en algunas de las estancias, se han podido conservar in situ. En otros casos, se han tenido que recuperar de derrumbes y se han restaurado en paneles que se exponen exentos.

Visita con niños las Termas romanas de Campo Valdés 

A pesar de que es apto para todos los públicos, cabe destacar que este museo se centra en hacer que las familias tengan una experiencia completa durante su visita. Es por eso por lo que el Museo de las Termas Romanas de Campo Valdés ofrece al público familiar una amplia programación de actividades, entre las que se desarrollan con más frecuencia son las visitas teatralizadas, los espectáculos de recreación histórica, los talleres, programas didácticos y las actividades de vacaciones, donde los niños podrán aprender y disfrutar al mismo tiempo de la historia del yacimiento y el mantenimiento de sus salas y aguas termales.  

De hecho, para hacer una visita más interactiva para los niños más pequeños podéis jugar a imaginar las sensaciones térmicas en cada sala.

Mediante un sistema de luces de colores se evocan las zonas de baño frías, templadas y calientes, explicando así de forma sencilla el sistema de calefacción romano.

Además, entre la colección del museo encontramos objetos que podrán llamar la atención de los peques como son las tégulas (tejas) utilizadas para revestir las salas y mantener el calor, por ser similares a las tejas que seguimos utilizando actualmente. 

Información práctica

El museo organiza visitas guiadas para grupos (mínimo 10 personas) que tienen que ser concertadas previamente por teléfono o correo electrónico, y que tienen un suplemento de 1,00 € por persona sobre el precio de entrada.

*La entrada es gratuita.

*La reserva de las visitas guiadas y sus correspondientes precios se pueden consultar en la Agenda de Gijón. (SOLO SE ADMITE EL PAGO EN EFECTIVO).

*MEDIDAS COVID-19. Aforo reducido: máximo 6 personas/grupo.

Servicios

  • Venta de publicaciones.
  • Guardarropa.
  • Material accesible: publicaciones en braille y macrocaracteres.
  • Alquiler de espacios.
  • Aseos públicos.
ActividadesPueblosPublicarDirectorio
Éste sitio web usa cookies. Puede aceptar el uso de todas las cookies o leer más sobre el uso y configurar su uso. Política de privacidad.
Configurar
Aceptar todas