Visita el Castillo de Cuenca con niños
sin valorar
0
Gratis
Horarios y fechasTodo el añosiempre disponible
Añadir evento al calendario
Información
Comentarios (0)
Detalles Para todas las edades Gratis
Descripción

Situado en la zona alta de la capital de la comarca de la Serranía Media de Cuenca y entre las hoces de los ríos Júcar y Huécar, encontramos el Castillo de Cuenca.

Como buena ciudad medieval, esta fortaleza ha sido durante siglos un importante enclave defensivo con altos y sólidos muros de piedra para resguardar a la ciudad de los ataques enemigos. Y no sólo eso, pues durante la Edad Media los castillos no sólo tenían esta finalidad defensiva, sino que también se destinaba a ser la residencia del rey. En este caso, aquí residió el Rey Alfonso VIII durante los 10 años que estuvo gobernando.

¿Un poco de historia?

El origen del Castillo de Cuenca se remonta a la época árabe cuando se instaló en la zona, un alcázar rodeado de murallas y que más tarde fue ocupado y remodelado por los cristianos, tras la conquista de Alfonso VIII en el siglo XII, otorgándole así un aspecto más cristiano medieval.

Finalmente en el siglo XVI, fue cedido a la Inquisición y más tarde, con las invasiones napoleónicas producidas durante la Guerra de la Independencia, prácticamente todo el conjunto se redujo a escombros.

Visita al Castillo de Cuenca en familia

Entre el barrio del Castillo y la calle del Trabuco, en la parte más alta de la ciudad, se sitúa el Castillo de Cuenca.

Hoy en día si visitáis el Castillo de Cuenca, podréis ver algunos de los restos que se conservan de lo que fue esta majestuosa fortaleza y disfrutar de uno de los mejores miradores de la ciudad conquense. Además, alrededor de las ruinas del castillo, se han habilitado unas escaleras con barandilla para facilitar el acceso y paso a todos los visitantes, y por las cuales se puede subir hasta la parte más alta de la muralla.

Se trata de una excursión estupenda para realizar en familia, pues los peques se adentrarán tanto en el pasado y la historia conquense, que se sentirán ¡unos auténticos caballeros medievales por un día! 

Justo en ese punto, se encuentra el mirador que cuenta indudablemente, con las mejores vistas de la ciudad de Cuenca y de las hoces del río Júcar y Huécar. Por un lado, contemplaréis el río Huécar junto con su hoz, que moldea el actual aspecto y casco histórico de la ciudad, atravesado por el puente de San Pablo que conecta a su vez, las Casas Colgadas con el Parador de Turismo. Por otra parte, podréis ver como transcurre el río Júcar entre las colinas de piedra caliza tan características de este territorio conquense.

En cuanto a las ruinas del castillo, además de los fragmentos de la muralla y dos torreones cuadrados que descienden hasta el nivel de las hoces, también se conserva un breve tramo de lo que fue un puente levadizo y el Arco Bezudo, una de las antiguas puertas de acceso a la ciudad y que conserva a su vez, un escudo con toisón.

Muy cerca de este arco, en una situación privilegiada sobre la hoz del río Huécar, se encuentra también ubicado uno de los edificios más importantes de la historia de la ciudad. En sus inicios fue utilizado como residencia real, más tarde como Tribunal de la Inquisición, también como cuartel durante la Guerra de la Independencia y finalmente, como prisión.

En 1990 fue restaurado para albergar el Archivo Histórico Provincial con la función de organizar, conservar y difundir la documentación de la Administración del Estado, tarea que desempeña aún a día de hoy.

En su entrada hay una estatua de Fray Luis de León que conmemora el 4º centenario de su muerte. El poeta conquense no estuvo aquí físicamente, pero si que estuvo preso por haber escrito una versión española del "Cantar de los Cantares", que la Inquisición prohibía en lengua vulgar y por criticar el texto latino de la Vulgata.

Fotos: Turismo Castilla La Mancha.

ActividadesPueblosPublicarDirectorio
Éste sitio web usa cookies. Puede aceptar el uso de todas las cookies o leer más sobre el uso y configurar su uso. Política de privacidad.
Configurar
Aceptar todas