Visita el Yacimiento Tòs Pelat
sin valorar
0
Valencia provincia
Gratis
Horarios y fechasConsultar las visitas programadas en la página web de la actividad
Añadir evento al calendario
Información
Comentarios (0)
Detalles Para todas las edades GratisWebMoncada - 25min de Valencia
Descripción

El Tòs Pelat, fue una ciudad ocupada del siglo VI al siglo IV aC con una extensión de 3 hectáreas y en la que pudieron llegar a vivir unas 600 personas

Este yacimientose encuentra en la localidad de Moncada. Un pequeño municipio muy próximo a Valencia, que forma parte de l'Horta Nord.

El Tòs Pelat

Contexto histórico

Los iberos habitaron la fachada oriental de la Península Ibérica entre los siglos VI y II antes de nuestra era. Los rasgos culturales de los iberos varían de un territorio a otro. Los que habitaron en la zona valenciana fueron denominados edetanos y contestanos

Constituían una sociedad jerarquizada, gobernada por una élite que organizaba la explotación del campo y controlaba las relaciones comerciales desde ciudades fortificadas. La vida cotidiana se realizaba en casas donde no solamente se cocinaba, comía y dormía, sino que también se llevaban a cabo actividades artesanales y metalúrgicas, e incluso cultos a ancestros y divinidades.

Situación

La ciudad ibérica de El Tòs Pelat de Moncada fue edificada sobre un cerro con forma de meseta del reborde montañoso de la comarca de L'Horta Nord a 92 metros sobre el nivel del mar. Se encuentra estratégicamente situada en 9,5 km de la costa, a 17,5 km de la antigua Edeta (Tossal de Sant Miquel de Llíria) y a la misma distancia de Arse-Saguntum

En la actualidad el paisaje que rodea el yacimiento está muy transformado, abundan los campos de cítricos, donde hasta principios del siglo XX fue una zona en la cual predominaban los cultivos de secano: viñas, olivos y algarrobos. A pesar de todos los cambios conserva vistas extraordinarias de la vertiente sur de la Sierra Calderona y del golfo de Valencia, desde el Grau Vell de Sagunt al Montgó de Dénia.

Lo íberos del Tòs Pelat

El Tòs Pelat estuvo ocupado desde el s. VI al s. IV aC. La ciudad tuvo una extensión de 3 hectáreas y en ella pudieron llegar a vivir unas 600 personas. Aunque queda mucha superficie para excavar sabemos que hubo calles y plazas y que, en el barrio de la muralla, la zona excavada hasta hoy parcialmente pudo estar habitada por un grupo aristocrático, la clase dominante, a juzgar por las dimensiones de las casas documentadas y los hallazgos muebles. 

La equidistancia respecto de las ciudades vecinas de Arse y Edeta y las dimensiones del yacimiento, nos sugieren que El Tòs Pelat pudo ser un lugar autónomo mientras estuvo ocupado. A mediados de s. IV aC. fue abandonado definitivamente sin que por ahora se sepan las causas y donde se reinstalaron.

Orígen y evolución

Hoy son visibles dos lienzos de muralla, uno de antiguo que se corresponde con la fundación del oppidum y que datamos a mediados de s. VI aC. y un segundo lienzo que amplia y refuerza la primera muralla. Esta segunda muralla la datamos a finales del s. V- principios del IV aC. En el interior de la ciudad la segunda fase constructiva hizo tabla rasa de las primeras casas de forma que hoy solo es posible ver la configuración urbanística del segundo momento.

Tanto las murallas como las casas documentadas fueron construidas con una técnica mixta consistente en un zócalo de mampostería y un alzado superpuesto de adobes. En algunos casos las paredes estaban enlucidas con yesos y puntualmente ornamentadas con pintura mural, motivos geométricos a base de bandas en rojo y azul. Los techos eran planos y estaban ligeramente inclinados en la calle o los patios interiores.

La vida cotidiana

Como en la mayoría de las aldeas, poblados y ciudades ibéricas, la economía de El Tòs Pelat fue agropecuaria, estas actividades se evidencian por la presencia de abundantes restos carbonizados de cereales o uva, incluso de legumbres, pero a diferencia otros lugares iberos, aquí también hubo una explotación de los recursos marítimos, se han encontrado abundantes conchas de moluscos y vértebras de peces. Finalmente, dentro de las actividades cotidianas, El Tòs Pelat destaca por el comercio circunmediterráneo, hasta el yacimiento llegaron abundantes ánforas feno-púnicas y cerámicas griegas desde el s. VI aC. a IV aC.

Su abandono

El Tòs Pelat fue abandonado de forma más o menos pacífica a mediados de s. IV aC. Esto se deduce del registro material documentado, todo parece indicar que en el momento del abandono se llevaron consigo todos los objetos que pudieron ser útiles en una nueva ocupación. Un ejemplo significativo de este hecho es que no hemos encontrado hasta hoy ni un solo instrumento de hierro y los recipientes cerámicos encontrados in situ siempre están incompletos. Las causas del abandono son un misterio, pero pudieron ser muy variadas, desde naturales a geopolíticas.


ActividadesPueblosPublicarDirectorio
Éste sitio web usa cookies. Puede aceptar el uso de todas las cookies o leer más sobre el uso y configurar su uso. Política de privacidad.
Configurar
Aceptar todas